Construyamos Juntos

Comparte esta publicación
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El curado del concreto es vital para que el concreto pueda desarrollar la resistencia potencial del material.

La duración e intensidad del curado depende de diversos factores como:

  • Proporciones de la mezcla

  • Resistencia especificada

  • Tamaño y forma del elemento de concreto

  • Condiciones ambientales

  • Condiciones de exposición futuras

Las funciones básicas del curado son:

  • Mantener el agua de la mezcla durante el proceso de endurecimiento inicial (dependiendo del tamaño y la forma del elemento, se pueden utilizar distintas técnicas como: dejar las formaletas, utilizar recubrimientos húmedos, rociado de agua, empozamiento e inmersión)

  • Reducir la pérdida de agua de la superficie del concreto (recubrir el concreto con plástico preferiblemente de color claro o transparente o aplicar compuestos curadores que forman membrana)

Para mezclas elaboradas con cementos hidráulicos que cumplen la norma NTG 41095 (ASTM C1157), se recomienda un curado mínimo de 7 días o hasta alcanzar por lo menos el 70% de la resistencia especificada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Quieres iniciar pronto

tu proyecto?

Encuentra una ferretería cercana y hazlo realidad.

Señora comprando cemento Argos - Construyamos Juntos - Cementos Argos